Inicio

Estas sesiones de aprendizaje y cambio energético, engloban todo un sistema práctico para eliminar la información debilitante del cuerpo energético y descubrir cómo activar los propios niveles sutiles energéticos

Así, desde la plena lucidez de la conciencia, junto con la correcta eliminación de toda la información energética dañina, es posible realizar una vida coherente con uno mismo, en la que podamos vivir con una mayor serenidad y madurez. Éste es uno de los principales objetivos de esta terapia energética vibracional. 

Los cambios energéticos en la actualidad

Desde hace unos años, todas las personas que están conectadas en profundidad con la conciencia y los canales sutiles energéticos del cuerpo, intuyen que algo está pasando a nivel global.

Este gran cambio energético, que tiene que ver con una nueva ubicación de la Tierra en relación al cosmos, permite que esté aumentando el ingreso al planeta de distintos flujos energéticos cósmicos, cuya característica principal es la transparencia y la elevación.

Para saber si estamos en sintonía o no con este proceso energético planetario, es importante saber discernir si estamos experimentando cambios internos o si, por el contrario, seguimos anclados en los patrones energéticos antiguos que han imperado en este planeta durante tanto tiempo.

Este cambio vibratorio, tiene que ver con el ingreso de nuevos flujos energéticos que están activando nuestra conciencia para salir de todo aquello que impide la propia evolución. Nosotros podemos integrarnos en este proceso, a través de la investigación de todo aquello que antes estaba oculto, tanto a nivel interno como a nivel exterior. 

¿Cómo una sesión energética puede ayudarte a realizar estos cambios?

Algunas de las capacidades que se pueden aprender y desarrollar a través de la terapia energética son:

  • Saber reconocer los distintos tipos de energías y de frecuencias. 
  • Salir de la mente automática de supervivencia y vivir desde la conciencia que sabe elegir antes de actuar.
  • Tomar las riendas de la propia vida y tener más autonomía en todos los niveles, es decir, adquirir un mayor grado de madurez.
  • Salir de cualquier tipo de relación personal o interacción astral, basada en la sumisión, la dependencia, el maltrato o la parasitación energética.
  • Conectar con la propia energía y la información de la propia conciencia.
  • Aumentar la capacidad creativa y generar nuevas ideas en el día a día.
  • Aprender a percibir cualquier tipo de programación mental o energética encubierta.
  • Saber diferenciar con mayor claridad lo que queremos de lo que no.
  • Experimentar estados internos de plenitud, serenidad y alegría.
  • Aprender a discernir lo verdadero de lo falso. Lo natural de lo provocado.
  • Sentir un cambio en la percepción temporal a modo de presente continuo, para disfrutar más de cada momento en la vida cotidiana.
  • Saber con claridad el siguiente paso que hay que hacer, para poder avanzar a nivel personal.
  • Percibir con mucha claridad la energía interna y la del ambiente exterior.
  • No dar tanta importancia a los problemas personales. Estar más centrado/a en el despertar de la conciencia, que es el nivel más auténtico de uno mismo.
  • Vivir más allá de las emociones negativas. Si aparecen, poderlas autoliberar espontáneamente.
  • Descubrir por uno mismo los niveles más sutiles de la realidad.
  • Aumentar capacidades propias de la conciencia, como la clarividencia energética o el parapsiquismo.
  • Tener relaciones personales basadas en la libertad y el respeto.
  • Despertar a la realidad en la que estamos. Tener los pies en el suelo.
  • Empezar a vivir desde la propia conciencia de una forma más lúcida.
  • Equilibrar la importancia entre lo interno y lo externo.

Signos que nos indican que no estamos alineados con el nuevo flujo energético global

En contraposición a estas capacidades, algunos signos de que se vive todavía en la antigua energía y de que se necesita un proceso de cambio vibracional, para así estar en sintonía con el proceso evolutivo planetario, son:

  • Estar fijado a un sistema de creencias sin contrastarlo o investigarlo en profundidad.
  • Seguir anclado en energías del pasado.
  • Vivir en modo automático sin dirección ni propósito.

Conclusión : ¿Por qué realizar estas sesiones energéticas y cómo pueden ayudarte?

Para finalizar y a modo de resumen, los dos puntos claves que vamos a trabajar en estas sesiones son:

  1. La limpeza energética, que ayuda a eliminar todo tipo de interferencias etéricas que están insertadas en el cuerpo.
  2. El aprendizaje de cómo aumentar la propia potencia energética a través de una evolución consciente, sabiendo reconocer los distintos niveles de uno mismo.

Esto lo hacemos a través de una terapia energética integral, en la que trabajamos la asimilación de nuevas frecuencias vibracionales y el aumento perceptivo de los distintos cuerpos sutiles.

Puedes seguir leyendo para ampliar la información sobre qué es una sesión energética.

La restauración de los niveles sutiles energéticos, nos abre la opción de vivir desde una mayor libertad, sabiduría y plenitud interna.

El ser humano tiene, en estos momentos una gran oportunidad de salir de la energía densa del pasado. Esperemos que pueda aprovecharla y dar un salto cuántico hacia la recuperación de su libre albedrío y de su propia esencia verdadera.

Consulta los tipos de sesiones que puedes realizar aquí.

¿Te surgen dudas? Puedes contactarme a través de este formulario: