Glosario

A continuación, podéis encontrar una descripción de términos utilizados frecuentemente en la web:

Afinidad energética: tendencia a la aproximación de varias conciencias, debido a la semejanza de energías, gustos, valores, intereses o prioridades.

Asedio energético: influencias energéticas que pueden provenir tanto de una persona física, como de una conciencia extrafísica y que se repiten constantemente. Está asociado también a las ideas fijas u obsesivas propias, que acaban encerrando a la persona en un bucle mental, emocional o energético.

Asistencia interconciencial: proceso de esclarecimiento entre conciencias, que ayuda a descubrir los obstáculos personales y las dinámicas energéticas en las que se encuentra la conciencia que recibe esa asistencia.

Bioenergía: es la denominación conjunta de las energías inmanentes y de las energías concienciales relacionadas con los seres vivos.

Chakra: es el centro energético polarizador del intercambio bioenergético y el punto de conexión entre los distintos cuerpos sutiles.

Conciencia: es el principio individualizado y organizador del cosmos multidimensional.

Cuerpos sutiles: son los distintos vehículos de manifestación de la conciencia que van de los niveles más físicos a los más energéticos. Los principales cuerpos sutiles son el etérico, el mental, el emocional y el causal o cuerpo de la conciencia.

Desprogramación energética: eliminación de todas aquellas informaciones que están almacenadas en el cuerpo energético y que distorsionan, contaminan o desvían la energía original de la conciencia. Ésto se hace a través de las energías elevadas, que al integrarlas, van desprendiendo y deshaciendo todas estas interferencias, que bajan en gran medida la propia frecuencia vibracional.

Desvío del propósito existencial: condición de la conciencia de desviarse del propósito de su vida con el consecuente abandono de su ejecución. Estancamiento evolutivo. Vida sin rumbo.

Energía: es el elemento esencial para la estructuración del universo, siendo organizada y controlada por la conciencia, para generar todas sus formas de manifestación.

Energía vital: es la energía utilizada por la conciencia en sus manifestaciones, expresando la voluntad y la intención personal.

Evento energético planetario: es el proceso de subida vibracional que está ocurriendo en el planeta debido a cambios en la alineación cósmica.

Evolución consciente: es el movimiento interno y natural de la conciencia, hacia el cambio y hacia la realización de su propósito existencial.

Frecuencias vibracionales: son las distintas velocidades a las que oscilan las moléculas y que definen su mayor o menor grado de densidad.

Interferencias etéricas: entidades o conciencias que se encuentran en las dimensiones de bajo astral, que tienen por objetivo desviar a las conciencias de su propio camino evolutivo, influenciarlas con energías distorsionadas o absorber su energía vital.

Limpieza energética: proceso de eliminación, desprendimiento o liberación de toda aquella información energética negativa, que arrastra a la conciencia a estar en una frecuencia vibracional densa o baja.

Madurez conciencial: estado interno de la conciencia, en el que ha integrado un proceso evolutivo consciente basado en la serenidad, la sabiduría y el dominio de las energías. En este estado no hay secuestros emocionales, sino que las circunstancias se viven desde la visión elevada y la acción correcta.

Multidimensionalidad: es la cualidad conciencial relacionada con la percepción y experiencia de la realidad multidimensional. 

Percepción parapsíquica: es la tendencia evolutiva de la conciencia a traspasar las limitaciones neuropsíquicas, para alcanzar un mayor discernimiento frente a la realidad multidimensional, a través del uso consciente de las potencialidades de otros vehículos de manifestación y de un mayor dominio bioenergético.

Parásito astral: entidad manifestada en una dimensión etérica, que se alimenta energéticamente a través de otras conciencias.

Propósito existencial: es lo que también se puede llamar “misión de vida” o “sentido último” de la existencia. Es aquella tarea o tareas a realizar, previamente elegidas antes de nacer y que tienen que ver con la evolución, la innovación, el despertar de la conciencia o la asistencia a otras conciencias.

Proyección astral: descoincidencia lúcida de uno o más vehículos de manifestación de la conciencia.

Toxicidad energética: información negativa que daña las energías sutiles.

Vehículos de manifestación de la conciencia: son los distintos cuerpos que conforman el ser. A través de ellos la conciencia puede expresar sus pensamientos, energías, intenciones y acciones.

Fuente consultada: https://pt.conscienciopedia.org/index.php?title=P%C3%A1gina_principal

Bibliografía

Algunos libros de referencia que me aportaron una base de conocimiento acerca del cuerpo y la conciencia son:

Sigmund Freud: “Introducción al psicoanálisis” (1917). España. Alianza editorial.

Erick Fromm: “El miedo a la libertad” (1941). Barcelona. Ed. Paidós Ibérica.

Viktor Frankl: “El hombre en busca de sentido” (1946). Barcelona. Ed. Herder.

Lao-Tse: “Tao Te Ching” (s.VI A.C.). España. Alianza editorial.

Jiddu Krishnamurti: “Libertad total” (1996). Barcelona. Ed. Kairós.

Chögyam Trungpa: “Más allá del materialismo espiritual” (1973). Argentina. Ed. Troquel.

Waldo Vieira: “Nuestra evolución” (1996). Brasil. Instituto Internacional de Proyecciología y Concienciología.

Carlos Castaneda: “Las enseñanzas de Don Juan” (1968). México. S.L. Fondo de Cultura Económica de España.

Thérèse Bertherat: “El cuerpo tiene sus razones” (1976). Barcelona. Ed. Paidós Ibérica.

Moshe Feldenkrais: “Autoconciencia a través del movimiento” (1972). Madrid. Ed. Paidós Ibérica.

Wilheim Reich: “Análisis del carácter” (1933). España. Ed. Paidós Ibérica.

Pat Ogden: “El trauma y el cuerpo” (2006). España. Desclée de Brouwer.

Chögyal Namkhai Norbu: “El cristal y la vía de la luz” (1996). Barcelona. Ed. Kairós.

Y muchos más…