2022, Conciencia y energía

Cómo entrar en el cambio

Muchas personas llegan a estas sesiones con la intención de querer hacer una mejora personal o de saber qué dirección tomar cuando todo está muy confuso. En otras ocasiones, buscan un acompañamiento que les ayude a procesar sus circunstancias del pasado o alguien que simplemente les escuche y les dé un apoyo cuando lo necesitan.

Para todas estas motivaciones personales existen muchas formas de ayuda terapéutica que son muy útiles y eficaces, sin embargo, querer realizar un proceso de cambio energético va mucho más allá que todo ésto, así que quisiera clarificar en qué consisten estas sesiones, para que así no haya confusión acerca de lo que hacemos en este proceso, y se ubique mejor lo que supone realizar un proceso de cambio energético vibracional y de la conciencia.

Estas sesiones se sitúan dentro de un contexto energético planetario, en donde existe cada vez una mayor aceleración de las energías. Estos cambios están produciendo un marco muy favorable para los procesos evolutivos de la conciencia, ya que al haber frecuencias energéticas más intensas en la tierra, ésto empuja a la conciencia a que pueda solventar conflictos y estancamientos personales con una mayor facilidad. Cuando hablo de frecuencia energética o de aceleración de las energías, no me refiero a frecuencias medidas en Hz o a fuerzas físicas, sino que me refiero a fenómenos energéticos cósmicos que están estrechamente vinculados con la conciencia más profunda, puesto que todo lo que sucede en el sistema donde vivimos, tanto a nivel planetario como cósmico, tiene una repercusión directa en la conciencia y sus energías.

¿De qué manera podemos entrar en este cambio?

Para entrar en este proceso de cambio energético y que haya resultados concretos, se requieren de una serie de condiciones internas que facilitarán la comprensión e integración de estas sesiones. Éstas son:

  • Tener la capacidad de aprender nuevos enfoques o nuevas percepciones de la realidad, para dejar atrás antiguos conocimientos que están ya obsoletos.
  • No seguir sistemas de creencias que nieguen la renovación de sus paradigmas o los cambios energéticos planetarios actuales.
  • Tener interés en cambiar y corregir las propias energías internas para entrar en una regeneración total.
  • Ser muy constante, tanto en la práctica diaria del propio autocuidado, como en las sesiones que se realizan. Ésto tiene que ver con el grado de compromiso con uno mismo que se tiene.
  • Estas sesiones no son compatibles con sistemas terapéuticos parasitados a nivel astral. Es necesario estar dispuesto a discernir qué técnicas están libres de esta parasitación y cuáles no.
  • Tener capacidad de cuestionar, discernir e investigar.
  • Estar abierto a lo nuevo y ser capaz de cambiar programaciones o antiguas energías, ya que no están alineadas con el momento actual.

Diferenciar este proceso energético de cambio de otros procesos

Este proceso de cambio se diferencia de otros procesos por ser ENERGÉTICO Y VIBRACIONAL, ya que se movilizan las energías sutiles internas. Evidentemente como todo está conectado, tanto la conciencia mental como el cuerpo físico afectarán a las energías sutiles y al revés, pero en estas sesiones, nos enfocamos primero en la calidad de esas energías, para ver las repercusiones que tienen en los distintos niveles del ser.

La forma de entrar en un proceso de cambio de estas características es, por lo tanto, teniendo una actitud interna abierta, siendo muy constante y sobretodo manteniendo una gran predisposición a renovarse por completo, ya que si no es desde estas condiciones, difícilmente un cambio energético podrá materializarse de forma concreta en el día a día.